Los mercados y las inversiones

Los mercados están ahí para hacerte rico si sabes lo que haces. Pero si no sabes lo que haces no tendrán compasión en hacerte pobre. La ignorancia, cuando se mezcla con la avaricia, se convierte en el material del que están hechos los desastres financieros. En 1.969,  el mercado estaba en alza, Warren Buffett pensó que las acciones estaban sobrevaloradas y por tanto decidió dejar de invertir. En 1.973-74 el mercado de valores se habia reservado tanto que las acciones se vendían a precios de ganga. Warren compró todas las existencias con el apetito de, tal y como dijo en su día, “un hombre hambriento de sexo en medio de un harén lleno de bellas mujeres”. Muchas de estas oportunidades en los mercados, le ayudaron a hacerse multimillonario. Y también muchos de los  inversores que permanecieron en el mercado después de que Warren saliera de él, (en 1.969) perdieron hasta la camisa en la crisis de 1.973-74; recuperarlo todo resultó imposible ya que se necesita dinero para comprar acciones. Es realmente útil saber lo que uno hace.

Continuar leyendo “Los mercados y las inversiones”

Los mercados están ahí para hacerte rico si sabes lo que haces. Pero si no sabes lo que haces no tendrán compasión en hacerte pobre. La ignorancia, cuando se mezcla con la avaricia, se convierte en el material del que están hechos los desastres financieros. En 1.969,  el mercado estaba en alza, Warren Buffett pensó que las acciones estaban sobrevaloradas y por tanto decidió dejar de invertir. En 1.973-74 el mercado de valores se habia reservado tanto que las acciones se vendían a precios de ganga. Warren compró todas las existencias con el apetito de, tal y como dijo en su día, “un hombre hambriento de sexo en medio de un harén lleno de bellas mujeres”. Muchas de estas oportunidades en los mercados, le ayudaron a hacerse multimillonario. Y también muchos de los  inversores que permanecieron en el mercado después de que Warren saliera de él, (en 1.969) perdieron hasta la camisa en la crisis de 1.973-74; recuperarlo todo resultó imposible ya que se necesita dinero para comprar acciones. Es realmente útil saber lo que uno hace.

Continuar leyendo “Los mercados y las inversiones”

Arriesgarse con apalancamiento

“Sólo aquellos que se arriesgan a ir demasiado lejos pueden descubrir hasta donde se puede llegar”, bonita frase de T.S. Eliot, y muy acertada en estos tiempos que corren, donde quedarse quieto supone perder tiempo, dinero y oportunidades de crecimiento en muchos aspectos. Porque cuando intentamos algo apostamos por conseguirlo, y el mero hecho de movernos ya habla mucho de nosotros. Lo contrario es quedarnos quietos a contemplar lo que pasa, para terminar ser víctimas de cualquier viento que sople.

Continuar leyendo “Arriesgarse con apalancamiento”