El eterno retorno en los inmuebles y las inversiones

El eterno retorno en los inmuebles y las inversiones

Solo es una metáfora, pero el mito del Eterno Retorno me ha inspirado durante mucho tiempo: Imagina que estás condenado a repetir tu vida una y otra vez, y que, hagas lo que hagas, vas a repetir eso para siempre… ¿Harías lo mismo que estás haciendo si supieras que tendrías que seguir con ello una vez y otra, y otra hasta el infinito? Seguramente Friedrich Nietzsche no tenía el mundo de la inversión en la mente cuando propuso esto, pero a mí me inspira.

Tengo muy claro quién me mira desde el otro lado del espejo y sé qué es lo que quiero para él. Al final, el que vive en ti eres tú. Te acuestas y te levantas contigo. Los demás puede que estén y puede que no, pero tú seguro que seguirás ahí, así que las decisiones que tomes más vale que estén alineadas con tus valores, con tus principios y tu propósito de mejorar este mundo.

La pregunta para mí no es si invertir es moralmente bueno o malo, sino más bien qué tipo de inversiones puedo hacer yo que apoyen el tipo de mundo en el que quiero vivir. Los inmuebles me inspiran mucho porque permiten mejorar muchos aspectos de esta vida.

La construcción es un motor de la economía y cuando va bien, todo el mundo se apunta a su carro, pero cuando va mal se le atribuyen toda suerte de fatalidades y vilezas.

Cuando un inversor compra un piso y lo alquila, permite que una familia que no tiene capacidad de endeudamiento acceda a una vivienda. Cuando invierte en un edificio de oficinas, facilita que se desarrollen actividades empresariales y eso favorece la creación de empleo. Cuando invierte en un negocio, cuando monta una franquicia o cuando patenta una idea, genera trabajo y favorece la economía.

Si, la mayoría de las veces lo hace con una finalidad lucrativa, pero es que es él quien arriesga su dinero y asume la responsabilidad de los pagos. Es muy fácil mirar desde la barrera y criticar. Quiero un trabajo seguro, de por vida, que no me lo puedan quitar, que mi sueldo no dependa de la calidad de lo que hago, ni del valor que aporte… luego, encerrado en mi jaula de corneja, miro a las águilas y las critico.

Me fastidia que alguien que se ha pasado la vida comprando televisiones de plasma, haciendo viajes de placer, montando fiestas y cenas en restaurantes y yendo a esquiar cada temporada, me venga con la canción de que la economía va mal por culpa de los especuladores y que alguien tiene que echarle una mano para salvarle de manera que pueda seguir con su estilo de vida derrochador.

La economía es cíclica y algunos ciclos son expansivos y otros no. Cuando son expansivos, se trata de gastar todo lo que se pueda y de pasarlo bien sin reparar en gastos, sin ahorrar, sin prever… igual que la cigarra. Luego, cuando el ciclo cambia, se trata de ir a llorar a mamá Estado para que nos eche un cable.

La persona que arriesga su capital y que asume que puede perderlo, lo hará con la esperanza de poder rentabilizar su inversión. No se conforma con migajas y sale a por lo que quiere. Sí, muchas veces se queda en el camino. A veces hasta arrastra a su familia con él, y eso es muy penoso, pero no hay manera de conseguirlo sin pagar el precio.

Me fastidia que alguien que se ha pasado la vida comprando televisiones de plasma, haciendo viajes de placer, montando fiestas y cenas en restaurantes y yendo a esquiar cada temporada, me venga con la canción de que la economía va mal por culpa de los especuladores y que alguien tiene que echarle una mano para salvarle, de manera que pueda seguir con su estilo de vida derrochador.

No hay premio sin esfuerzo, no hay creación sin visión, pero así es el mundo de la inversión. No puedes obtener una rentabilidad superior con un riesgo inferior y la única forma de ganar el juego es estar dentro. Estar en el partido con aquellos que compran, venden, alquilan inmuebles, con quienes solucionan problemas. Es aquí donde se produce la magia.

Los inversores arriesgan y con sus maniobras generan puestos de trabajo. No todos son así, es cierto, otros afectan el precio de las materias primas y nos perjudican a todos. Pero tus quejas no harán que eso deje de ser así.

Vivimos en una sociedad capitalista. Tienes que conocer sus reglas. Si no te gustan, puedes seguir llorando, pero no vas a cambiar nada por ese camino. También puedes aprender qué opciones están a tu alcance, qué trucos utilizan los ricos y utilizarlos a tu favor.

Tienes tantas opciones, que no tiene mucho sentido crearse un problema moral. Elige aquello que te va a hacer sentir bien, que sea ético y esté acorde con tus valores. Tienes que poder dormir cada día. Céntrate en crear puestos de trabajo, apuesta por facilitar la vida a tus semejantes, pon a su disposición viviendas, ideas, experiencias… con ello, como inversor, harás del mundo un lugar mejor.

Los inmuebles son mi vida porque permiten (entre otras muchas cosas) un retorno eterno: cash-flow continuo, flujo efectivo día tras día.

Te dejo con esta frase final: “Las inversiones exitosas consisten en saber gestionar el riesgo, no en evitarlo”. (Benjamin Graham)

¿Quieres saber más sobre nuestro Club de Inversores en Inmuebles?

Si quieres llevarte un regalo descárgate los 3 trucos de mi nuevo libro: «Los trucos de los ricos» 92 Trucos para multiplicar tu dinero, proteger tu patrimonio y reducir tus impuestos legalmente por Juan Haro haz clic aquí

Si quieres ver más vídeos o audios para seguir aprendiendo haz clic aquí

Si deseas acceder a nuestra escuela online haz clic aquí.

Si deseas un asesoramiento o entrenamiento privado haz clic aquí.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Dar X o 5X

Dar X o dar 5X

Una empresa, una persona, un negocio, un empresario, un emprendedor o un trabajador vale en función de lo que aporta al mercado, a la sociedad.

Leer Más...

Recibe el Material Extra del Libro “LOS TRUCOS DE LOS RICOS”

Ingresa tus datos para descargar el material.

Tu información esta segura, no nos gusta el SPAM.

Responsable del tratamiento: Lincayen Investment S.L.

Finalidad: tramitar la descarga del material solicitado y darte de alta en nuestra newsletter. Tras introducir tu dirección de correo electrónico se te enviará un mensaje con las instrucciones para descargar el material solicitado.

Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación y portabilidad de tus datos, así como el resto de derechos reconocidos en la normativa de protección de datos.

Gracias por solicitar información

En breve recibirás toda la información por email.

Por favor, revisa tu bandeja de Spam o correo no deseado en el caso de que no recibas la información.

¡Muchas gracias por tu confianza!

Abrir chat