Nunca es tarde

Ya lo decía el gran Viktor Frankl (neúrologo y psiquiatra austriaco): “La mejor posesión del ser humano es la libertad de escoger la actitud con la que afronta su vida.” Y viniendo de él, que pasó largos años de su existencia en un campo de concentración nazi, son palabras que conviene grabar en la memoria. El señor Frankl fue un psiquiatra judío que le encontró el sentido a la vida cuando no tenía ningún motivo para vivir, estando encerrado en un campo de concentración donde veía morir a gente cada día.

Continuar leyendo “Nunca es tarde”