Arriesgarse con apalancamiento

“Sólo aquellos que se arriesgan a ir demasiado lejos pueden descubrir hasta donde se puede llegar”, bonita frase de T.S. Eliot, y muy acertada en estos tiempos que corren, donde quedarse quieto supone perder tiempo, dinero y oportunidades de crecimiento en muchos aspectos. Porque cuando intentamos algo apostamos por conseguirlo, y el mero hecho de movernos ya habla mucho de nosotros. Lo contrario es quedarnos quietos a contemplar lo que pasa, para terminar ser víctimas de cualquier viento que sople.

Continuar leyendo “Arriesgarse con apalancamiento”