Vivir sin jefes

Imagina que en un futuro distante alguien abre una enciclopedia de biografías y se encuentra con tu nombre: ¿Qué te gustaría que dijera? Este un bonito ejercicio que te permitirá enfocarte hacía un lugar determinado. Otro positiva práctica es realizar “La lista maestra de deseos”: ¿Qué quieres ser, tener, hacer, experimentar y compartir en los próximos 10 años? Apunta todo lo que desearías si el tiempo, el dinero, el talento o las habilidades no fuesen una limitación.

Continuar leyendo “Vivir sin jefes”