Categorías
Dinero Emprendedores Exito Inmuebles Sin categoría Superacion

Emprendedor Inmobiliario desde cero

Amelia Edith Huddleston dijo: “Las relaciones humanas se basan en sentimientos, no en la razón o conocimiento. Y el sentido no es una ciencia exacta, como todas las cualidades, tiene la vaguedad de la grandeza en ello”. Siempre he defendido el valor de las relaciones personales y de la intuición. Somos seres sociales, y la profesión inmobiliaria permite poner en juego todo un elenco de variables: sentimientos, relaciones, emociones, pasiones y sobre todo la intuición. Al final, solo nos moverá una única cosa: la emoción. Sin emoción no hay nada. Sin amor, sin propósito tampoco.