Trabajando con sentido

La educación que recibimos desde bien pequeños es parcial, te muestran el lado de una moneda pero no el otro. Te preparan generalmente para que trabajes para otros, para que pagues tus impuestos, en definitiva para tener un sueldo y cambiar el bien más preciado de esta vida (el tiempo) por dinero. No significa que esto sea algo malo salvo que realmente te apasione lo que haces. La mayoría de la gente no cuestiona a su médico, no cuestiona a sus padres, no cuestiona a la televisión, ni a Google, ni a Youtube y por supuesto tampoco a los profesores.

Continuar leyendo “Trabajando con sentido”