El entorno y la grandeza

Existen dos realidades que parecen casi inseparables: la de la mente interior y la del mundo exterior. Por ejemplo, si no dejas de pensar en tus problemas, tu mente y tu vida se fusionan. Coloreas el mundo objetivo con las percepciones de tu mente subjetiva y estás moldeando siempre la realidad. Te pierdes en la ilusión de un sueño inventado por ti, intentando adivinar el futuro. Esta situación la llamamos rutina y todos caemos en ella: tus actitudes, sentimientos y acciones van de la mano. Somos esclavos de nuestro entorno.

Continuar leyendo “El entorno y la grandeza”