Ser antifrágil

Ya lo dice el gran Nicholas Taleb: "siempre es más rentable ser antifrágil".

Existen 3 grupos de personas:

1. Los que pierden, pero se levantan de nuevo.

2. Los que pierden y se lamentan, pero esperan soluciones de fuera.

3. Los que pierden, pero consiguen levantarse rápidamente y se hacen más fuertes: del Libro “Antifrágiles” de Nicholas Taleb.

ANTIFRÁGIL es el término que utiliza el inversor y filósofo estadounidense Nassim Nicholas Taleb para describir todo aquello que se beneficia de las circunstancias adversas.

De hecho, lo contrario de la fragilidad no es la robustez, como se suele pensar. Cuando lo frágil se rompe, lo robusto, en el mejor de los casos, se mantiene intacto. Sin embargo, lo antifrágil se beneficia en cuanto se ve sometido a la presión y termina mejor que como estaba antes.

A una persona frágil o a un sistema económico frágil no les gusta el azar, la volatilidad, la incertidumbre, el desorden, los errores… mientras que a las personas, instituciones y sistemas antifrágiles les encantan estas situaciones. Aprenden, se adaptan e incluso se benefician de ellas. El mensaje de Taleb al respecto está claro: rendirse al azar y, por tanto, a la vida antifrágil.

Un buen ejemplo de ello son nuestros huesos, explica Taleb. Los golpes los hacen más resistentes, y es que según la ley establecida por el anatomista y cirujano Julius Wolff en el siglo XIX, un hueso acumula y aumenta su resistencia cuando se carga. Si, por el contrario, el hueso no se carga o lo hace poco, se deteriora.

Taleb también se refiere al concepto de hormesis, un fenómeno observado por los farmacéuticos que establece que nos inmunizamos contra sustancias nocivas a través de la ingesta de pequeñas dosis de dichas sustancias. Las pequeñas dosis se corresponderían con la variación en nuestras vidas, sin la cual nos moriríamos de aburrimiento.

Cada avión que se estrella hace menos probable que los siguientes sufran un accidente, gracias a las lecciones técnicas que se pueden aprender de la tragedia. Del mismo modo, según Taleb, el hundimiento del Titanic tuvo su lado bueno: gracias a esta catástrofe el transporte marítimo se hizo más seguro.

Frágil, en cambio, es la banca, donde la quiebra de un solo banco aumenta la probabilidad de que los demás quiebren en consecuencia.

Los empleados que cobran su sueldo fijo mes a mes y son despedidos al primer sobresalto también son frágiles. Los autónomos, en cambio, son Antifrágiles, ya que están constantemente expuestos a una cierta volatilidad (a través de su salario cambiante).

También son Antifrágiles las ciudades-estado descentralizadas en contraste con los frágiles Estados gigantes dirigidos desde un gobierno central. Para Taleb, en cuanto a Estados, el ejemplo ideal es Suiza.  Suiza se caracteriza por no tener un verdadero gobierno, por no conocer utopías, por estar formada por pequeñas unidades, porque todo funciona de abajo arriba y no de arriba abajo.

Para convertirte en ANTIFRÁGIL:

1. Movilidad global.

2. Gran flexibilidad.

3. Minimalismo.

4. Estrategias con varias sociedades.

5. Negocios diferentes.

6. Inversiones y Capital diversificado.

7. Fiscalidad.

Vamos a acabar con una historia a la que tengo mucho cariño ya que muchos de nosotros nos sentimos identificados:

La vaca y el precipicio

«Un sabio maestro paseaba por el bosque con su fiel discípulo, cuando vio a lo lejos un sitio de apariencia pobre, y decidió hacer una breve visita. Durante la caminata le comentó al aprendiz sobre la importancia de conocer lugares y personas, y sobre las oportunidades de aprendizaje que nos brindan estas experiencias. La casa era de madera y sus habitantes, una pareja y sus tres hijos, vestían ropas sucias y rasgadas, y estaban descalzos.

El maestro se aproximó al señor, aparentemente el padre de familia, y le dijo:

—En este lugar no existen posibilidades de trabajo ni puntos de comercio, ¿cómo hacen usted y su familia para sobrevivir?

El hombre respondió calmadamente:

—Amigo mío, nosotros tenemos una vaquita que nos da varios litros de leche todos los días. Parte de la leche la vendemos o la cambiamos por otros alimentos en la ciudad vecina, y con la restante elaboramos queso, cuajada y otros productos para nuestro consumo. Así es como vamos sobreviviendo.

El sabio agradeció la información y contempló el lugar por un momento, antes de despedirse y partir. A mitad de camino le ordenó a su fiel discípulo:

—¡Busca la vaquita, llévala al precipicio y empújala!

El joven lo miró espantado y le replicó que ese animal era el medio de subsistencia de la familia. Como percibió el silencio absoluto del maestro, cumplió la orden: empujó a la vaquita al barranco, y la vio morir. Aquella escena quedó grabada en su memoria.

Un día, el discípulo resolvió abandonar todo lo que había aprendido y regresar a aquel lugar para contarle la verdad a la familia y pedirle perdón. Así lo hizo, y a medida que se aproximaba veía todo muy bonito, diferente de como lo recordaba. Se sintió triste, imaginando que aquella humilde familia había debido vender su terreno para sobrevivir. Aceleró el paso y, al llegar, fue recibido por un señor muy simpático, al cual preguntó por las personas que vivían en ese lugar cuatro años atrás.

El hombre le respondió que allí seguían. Sobrecogido, el joven entró corriendo a la casa y confirmó que era la misma familia que había visitado algunos años antes con el maestro.

Elogió el lugar y le preguntó al señor, el dueño de la vaquita:

—¿Cómo hizo para mejorar este lugar y cambiar de vida?

Emocionado, el hombre le respondió:

—Nosotros teníamos una vaquita que cayó por el precipicio y murió. De ahí en adelante nos vimos en la necesidad de hacer otras cosas y desarrollar otras habilidades que no sabíamos que teníamos; así alcanzamos el éxito que sus ojos ven ahora. Nos pusimos a recolectar y vender fruta, y así logramos mucho más de lo que teníamos hace años.»

A finales de febrero del 2023 se inaugurará el «Club Juan Haro». Un lugar de encuentro para personas interesadas en la inversión en inmuebles, en proteger su patrimonio, técnicas de negociación  y mucho más.

Pre-inscríbete ya

Lee un extracto de mi nuevo libro: «Los trucos de los ricos 2»: Haz clic aquí

Si quieres ver más vídeos o audios para seguir aprendiendo haz clic aquí

Si deseas acceder a nuestra escuela online haz clic aquí.

Si deseas un asesoramiento o entrenamiento privado, haz clic a continuación: Asesoramiento o Entrenamiento.

Comparte este artículo

Sucesos inesperados

Los ricos nos enseñan que todo no es habilidad o suerte, existen los sucesos inesperados o extremos que lo cambian todo. Va en contra de

Leer Más...

Recibe el Material Extra del Libro «LOS TRUCOS DE LOS RICOS»

Ingresa tus datos para descargar el material.

Tu información esta segura, no nos gusta el SPAM.

Responsable del tratamiento: Lincayen Investment S.L.

Finalidad: tramitar la descarga del material solicitado y darte de alta en nuestra newsletter. Tras introducir tu dirección de correo electrónico se te enviará un mensaje con las instrucciones para descargar el material solicitado.

Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación y portabilidad de tus datos, así como el resto de derechos reconocidos en la normativa de protección de datos.

Gracias por solicitar información

En breve recibirás toda la información por email.

Por favor, revisa tu bandeja de Spam o correo no deseado en el caso de que no recibas la información.

¡Muchas gracias por tu confianza!