La justicia o la injusticia

La justicia o la injusticia

Dentro del mundo de los ricos, del dinero, las inversiones, los inmuebles está lo que se conoce como justicia e injusticia. Es más, nos envuelve continuamente.

Se habla constantemente de lo justo o injusto. Por eso me ha gustado esta historia que te comparto

“En el primer día de clase, el profesor de “Introducción al Derecho” entró al aula y lo primero que hizo fue pedir el nombre de un estudiante que estaba sentado en la primera fila:

– ¿Cuál es su nombre?

– Mi nombre es Diego, señor.

– ¡Fuera de mi clase y no vuelva nunca más! – Gritó el maestro desagradablemente.

Diego estaba desconcertado. Cuando volvió en sí, se levantó rápidamente recogió sus cosas y salió del aula.

Todo el mundo estaba asustado e indignado, pero nadie habló.

– ¡Muy bien! Vamos a empezar – dijo el profesor – ¿Para qué sirven las leyes? – preguntó el maestro – Los estudiantes seguían asustados, pero poco a poco empezaron a responder a su pregunta:

– Para tener un orden en nuestra sociedad.

– ¡No! – Respondió el profesor.

– Para cumplirlas.

– ¡No!

– Para que las personas equivocadas paguen por sus acciones.

– ¡No!

– ¿Alguien sabe la respuesta a esta pregunta?

– Para que se haga justicia – una muchacha habló con timidez.

– ¡Por fin! Es decir, por la justicia.

Y ahora, ¿qué es la justicia?

Todos empezaron a molestarse por la actitud tan vil del profesor. Sin embargo, continuaron respondiendo:

– Para salvaguardar los derechos humanos …

– Bien, ¿qué más? – preguntó de nuevo.

– Para diferenciar el bien del mal, para recompensar a aquellos que hacen el bien …

– Ok, no está mal, pero respondan a esta pregunta: “¿Actué correctamente al expulsar a Diego del aula?”

Todos estaban en silencio, nadie respondió.

La justicia o la injusticia

– ¡Quiero una respuesta por unanimidad!

– ¡No! – Todos contestaron con una sola voz.

– ¿Se podría decir que he cometido una injusticia?

– ¡Sí!

– ¿Y por qué nadie hizo nada al respecto?

¿Para que queremos leyes y reglas, si no tenemos la voluntad necesaria para practicarlas? Cada uno de ustedes tiene la obligación de hablar cuando es testigo de una injusticia. Todos. ¡No vuelvan a estar en silencio, nunca más! Vayan a buscar a Diego – dijo –. Después de todo, él es el maestro, yo soy un estudiante de otro período.

– Aprendan que cuando no defendemos nuestros derechos, se pierde la dignidad y la dignidad no puede ser negociada.”

Si quieres llevarte un regalo descárgate los 3 trucos de mi nuevo libro: «Los trucos de los ricos» 92 Trucos para multiplicar tu dinero, proteger tu patrimonio y reducir tus impuestos legalmente por Juan Haro haz clic aquí

Si quieres ver más vídeos o audios para seguir aprendiendo haz clic aquí

Si deseas acceder a nuestra escuela online haz clic aquí.

Si deseas un asesoramiento o entrenamiento privado haz clic aquí.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
El diálogo interno

El diálogo interno

Desde hace muchos años me gusta el tenis, es cierto que mi pasión es el baloncesto, pero la fortaleza mental que tienes que tener como

Leer Más...

Recibe el Material Extra del Libro “LOS TRUCOS DE LOS RICOS”

Ingresa tus datos para descargar el material.

Tu información esta segura, no nos gusta el SPAM.
Gracias por solicitar información

En unos minutos te  llegará un email con toda la información.

Por favor, revisa tu bandeja de correo en el caso que no te llegara la información.

¡Agradecemos tu confianza!

Abrir chat