Una historia real: No hay limites

Juan Haro
Efectivamente no sabemos donde podemos llegar. Le invito a ver este claro ejemplo de como un simple estudiante ha llegado a lo más alto. Deseo animarle a intentar emprender, a ser único y diferente. Disfrute de este corto vídeo. Un abrazo.

1 Comment. Leave new

Hola Juan, me encanta tu blog.
No me ha gustado mucho la historia de este chico más que nada por sus comienzos desleales mintiendo sobre sus trabajos.
No cuestiono el talento de este empresario, pero no veo digno de admiración que alguien se haga famoso mintiendo sobre su trabajo.
En fin, es sólo una opinión.
Sigue así con tu blog.
Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, escriba las letras que aparecen a continuación

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada