la foto 2

Hagamos números: si una persona promedio tiene unos ingresos anuales de 23.000 euros (unos 1.900 euros al mes) y trabaja 45 años (empieza a los 20 años y se jubila a los 65). Habrá ganado un millón de euros apróximadamente. Es cierto, a costa de muchas horas invertidas, sudor, esfuerzo y energia. Es decir ingresamos una suma millonaria al final de nuestras vidas laborales. Pero debemos pagar impuestos, alimentarnos, vestirnos, pagar la vivienda…, de modo que ¿Cómo ahorrar el 100 % de lo ingresado? Está claro que no podrás retirarte con un millón en el banco. Los números no salen.
Desde el año 2.000 la inflación ha aumentado un 32 %: necesitas 1320 Euros de hoy para comprar lo mismo que con 1.000 euros al inicio de este siglo XXI. Una bonita definición de jubilación es: umbral de la clase media a la clase baja.
Esto se produce por falta de educación financiera. Eric Hoffer, filósofo, decía: “Los que están aprendiendo heredarán la Tierra, mientras que los que ya saben estarán perfectamente equipados para vivir en un mundo que ya no existe”.
Para los que les gustan las cifras es importante señalar que el número de personas que viven con menos de un dólar al dia es de: 1.100 millones de personas. ¿Y cuantas viven con menos de un sueño en toda su vida? Muchas más, es otra clase de pobreza. Un hombre pobre no es el que no tiene un céntimo, sino el que no tiene un sueño.
En la vieja economía los sueldos subían, en la nueva economía bajan. Desde el año 1.950 las economías del mundo iban a más, desde el 2.007 van a menos. La globalización redujo los salarios de los paises industrializados un 7 % desde 1.980 segun el Fondo Monetario Internacional. En los últimos 25 años la fuerza laboral mundial se multiplicó por cuatro y aún crecerá un 40 % para el 2.050. La ley de la oferta y la demanda dice: mayor oferta, menor salario. Este fenómeno se conoce a pie de calle como precariedad en los trabajos, mileurismo, contratos basura, etc.
En Cataluña hay 500.000 emprendedores y unos 400.000 funcionarios. La cuestión es si tu eliges convertir tu economía doméstica en una economía personal emergente, o en una economía personal personal en recesión, al margen de lo que está ocurriendo alrededor. Te comento todo esto para que te des cuenta que si quieres jubilarte (sea cuando sea) con un millón de euros o con una pensión digna el único camino es emprender. Actuar directamente, tener más ingresos.
Recuerda I.F. (Inteligencia financiera) consiste en dejar de levantarse cada día para ir a trabajar en un empleo. La falta de I.F. es la responsable de que a pesar de trabajar mucho y duramente las personas no ganen suficiente y afronten estrecheces económicas.
La I.F. (Inteligencia financiera) se mide con los meses que puedes seguir manteniendo tu mismo nivel de vida si dejas de trabajar. Cuantos más meses, más libre financieramente serás. Todo el mundo debería tener 6 o 12 meses cubiertos. Pero si hablas con cualquier director de banco te dirá que el 80 o incluso el 90 % vive al día, y llegan justos hasta el día 25 de cada mes. Te sorprendería saber cuánta gente está a un mes -una nómina- nada más de la quiebra absoluta.
Las mentes millonarias tienen dos únicas reglas: regla nº 1) No pongas limites a tus ingresos. Regla nº 2) nunca olvides la regla número uno.
Nuestro sistema educativo nos hace memorizar la lista de reyes godos. Lo que aprendimos en la escuela no nos ayudará a ser ni ricos, ni libres, aceptémoslo.
Nos enseñaron que los errores son malos, lo cual se aparta de la verdad. Los errores son normales y necesarios para aprender. El famoso Thomas Watson el que fue presidente de Ibm recomendó duplicar la tasa de errores para triunfar. Lo recomendable es equivocarse en cosas diferentes cada vez, ¡no repetir los mismos errores! La formula del éxito es: error elevado a “n” exponencial, por aprendizaje, igual a éxito inevitable.
Termino con una ánecdota para reflexionar:
“El gran escritor de bestsellers Michael Crichton, cuyos libros han sido llevados al cine, quiso estudiar para ser escritor, se apuntó a Harvard, donde empezó a cosechar malas notas . Desanimado, puso a prueba a su profesor entregándole, como propio, un famoso ensayo de George Orwell. Su profesor ni se dio cuenta del plagio ni le aprobó. Decepcionado, decidió aprender a escribir por su cuenta. Su clave: usar intensivamente la imaginación.”
Pensemos sobre ello, seamos nuestro mejor alumno y nuestro mejor profesor. No dejemos de aprender nunca, hay mucho en juego. Como siempre te dejo con un nuevo Video/Audio.
Video/Audio: “Ser tu amigo (Cómo actuar en la Bolsa)”
Duración: 05.51 minutos.
Si deseas descargar este Video/Audio en formato mp3 haz clic aqui.