Todos tenemos un genio dentro (ejemplos reales)

El potencial nuestro es inmenso, no me cabe duda. Incluso desde niños podemos hacer cosas extraordinarias si nos lo proponemos. No hay nada como dejar a un niño volar con su imaginación y alentarle a que desarrolle sus hobbies/pasiones. Tristemente según crecemos entramos en la rueda rutinaria de la vida y apartamos aquello que nos hace sonreír, que nos hace feliz. Vendemos nuestro tiempo a terceros (o a una actividad que nos tiene preso) y renunciamos paulatinamente a nuestros sueños/ideas/intenciones.

Llegan las Deudas, los Bancos y el Sistema para recordarte que debes trabajar, trabajar y trabajar (para pagar impuestos, facturas y las deudas contraídas -presentes y futuras-). El poco tiempo que nos queda lo destinamos a reponer fuerzas, y ¡¡¡zassss!!  encontramos dormitando a nuestro duende interior: ¡¡¡nuestro Genio!!! 

¿Qué quiero decir con Genio?

A ese creativo que llevas dentro, a ese Ser apasionado lleno de energía, talento e ideas, a ese proyecto/negocio que esta escondido en tu interior y que te reportará muchos beneficios/desafíos de todo tipo. En definitiva a entrar en otro mágico mundo lleno de aventuras, adversidades y alegrías. Antes de que digas que esto suena a cuento bonito e irreal por favor lee estos ejemplos reales. Son personas corrientes que han perseguido su sueño y que han visto una oportunidad para impactar en su mundo: niños, adolescentes llenos de pasión. 

Aprovecho para dar las gracias a mi amigo Raúl Hidalgo y su excelente blog: “Copio, pego y aprendo“. De aquí he extraído algunos de los ejemplo que cito.

Existen muchos casos, historiales reales de personas de todas las edades que debido a su imaginación, capacidad creativa y entusiasmo lograron desarrollar productos/servicios novedosos de gran éxito comercial convirtiéndose en grandes emprendedores y en ejemplos inspiradores. Igual que tú amig@ (aunque no te conozca): también tienes estas habilidades escondidas esperando brotar. 

Te presento a Maddie Bradshaw:

Maddie Bradshaw, una pequeña niña de tan solo 10 años de edad, logró inventar un producto original que se convirtió en el furor de muchísimos adolescentes y niños. Maddie asistía diariamente a su escuela en Dallas, estado de Texas (EE.UU) y un día advirtió lo aburrido que se veía su casillero escolar, ese reducido espacio de metal que todos los estudiantes poseen para guardar libros, cuadernos, etc. que les evita tener que transportarlos y cargar con todos ellos de un lado al otro.

Decidió entonces decorar ese desanimado casillero de una manera ingeniosa, tomó una chapita de botella (tapita) y dentro de ella hizo un dibujo abstracto y luego la unió a un imán. Pronto se le ocurrieron más diseños y los fue colocando todos en su casillero escolar. Sus compañeras de la escuela, sorprendidas con la novedad, empezaron a encargarle muchísimos diseños, y comenzó a vender todas las chapitas decorativas que hacía.

Al poco tiempo Maddie tuvo la corazonada de que si hiciera collares con la misma técnica, seguramente también gustarían. Se le ocurrió hacer un collar utilizando una técnica similar a la inicial, con la ventaja de que las chapitas se podrían reemplazar en el mismo collar cuantas veces se quisiera, de esta forma se podría cambiar de diseño regularmente y hasta se podrían intercambiar con las chapitas que tuvieran otros chicos. Maddie Bradshaw decidió entusiasmada juntar algo de dinero que tenía de ahorros y pedirle a su madre para comprar algunos elementos que necesitaba; su tío también colaboró consiguiéndole muchas chapitas y así fue cómo comenzó la producción de Snap Caps, nombre con el que distinguió su producto.

Una juguetería local accedió a comprarle una pequeña tanda y como todos sus collares se vendieron en el mismo día, rápidamente recibió nuevos encargos, pero esta vez, era para abastecer a todas las sucursales de la misma juguetería. Junto con su madre y su pequeña hermana, se pusieron manos a la obra y en poco menos de cuatro años, tenían casi 50 empleados fabricando collares, pulseras y adornos con las chapitas intercambiables, distribuyendo sus productos en muchísimos comercios. Ha obtenido ganancias superiores a un millón de dólares. 

Te presento a Brandon Whale:

Otro caso es el de Brandon Whale, que con tan sólo 9 años de edad inventó la Needle Beetle (Aguja escarabajo) que consiste en un estuche o funda con forma de escarabajo que a modo de juguete esconde una jeringa, evitando que los niños se asusten a la hora de aplicares una inyección. Después de estar en un hospital, Brandon se dio cuenta que la mayoría de los chicos suelen estallar en llanto a la hora de aplicarles una vacuna o extraerles sangre, por lo que pensó que si en lugar de una aguja vieran un juguete que los divirtiera y los distrajera, aquella situación resultaría menos estresante y además facilitaría el trabajo de las enfermeras.

A su vez, ese escarabajo podía darse como regalo a todos los niños luego de aplicada la inyección, para que se lo llevaran a sus casas. Su producto ganó un concurso y comenzó a ser fabricado por Mattel para ser distribuido en varios Hospitales. Brandon realizó además de este, otros inventos y se convirtió en miembro de la Galería Nacional de Jóvenes Inventores de Estados Unidos.

Te presento a Henry Patterson:

Henry Patterson es conocido como “El empresario más joven del mundo”. Con menos de 10 años ha logrado montar 3 negocios. Su padre es quien lo motiva para hacerlo y Henry a pesar de divertirse, se toma realmente en serio esto de crear empresas.

Su primer idea consistió en vender bolsas con estiércol. Siguiendo con la temática de las ventas, se pasó al campo online vendiendo por la famosa página de internet eBay distintos artículos usados.

Con la experiencia recaudada en sus dos proyectos anteriores, y siguiendo la línea del segundo,  inició su tercer negocio de venta de dulces por Internet, a los que les dio el nombre de “No antes del té”. Henry nos da una clase de mercadotecnia resumida en una frase, cuando refiriéndose a los productos que vende menciona: “Nadie conoce mejor los gustos de los niños, que un niño”.

Pero Henry no solo da clases de mercadeo, también de finanzas y ventas. Es todo un experto en planillas de cálculos y planes de negocios. Como proyecto a futuro, tiene pensado llevar adelante una película con los personajes que él mismo inventó para su tienda de dulces, y por supuesto, escribirá sus propios guiones. Dice: “Comencé a tener ideas de negocios antes de los 6 años”.

Te presento a Ana Tselevich: 

 

Ana Tselevich, notó lo mismo que los niños, muchas cajas son más divertidas que los juguetes que eligen los adultos. Se dio cuenta de esto cuando sus padres compraron una heladera (nevera) y ella montó una casita de juegos con la caja en donde venía embalada y pasó días decorándola.

Este asalto creativo que tuvo a los 4 años, evolucionó 8 años después en Box-o-Manía, su empresa. El producto estrella consiste en una casita para niños que ellos mismos pueden armar al estar fabricada con un plástico muy liviano. La imaginación de Ana, no solo se ve plasmada en la creación base de su producto, sino también en los diseños decorativos, algo que ella supervisa muy de cerca.

Te presento a Caine Monroy:

El caso de Caine Monroy es uno de los más conmovedores. Un día vio a su papá muy triste por haber perdido su negocio, decidió ayudarlo creando él mismo un centro de diversiones para niños.

Sus recursos eran un tanto escasos pero eso no fue un problema, decidió construir absolutamente todas las instalaciones y los juegos con cartón y los premios eran sus propios juguetes usados. Su centro de diversión estaba instalado en el local de su papá, una tienda de repuestos para autos. Caine tenía su política de precios definida, cobraría 1 dólar por brindar 4 oportunidades en cada juego y 2 dólares por un “Fun pass” que otorgaba la posibilidad de 500 oportunidades. El problema era que tenía casi todo, menos clientes.

Un día, Nirvan Mullick fue a comprar un repuesto para su auto y se sintió atraído por las maquinitas de Caine y adquirió el primer Fun Pass. Luego decidió que todo ese entusiasmo de un niño debía ser recompensado y le solicitó permiso al padre del chico para montar un vídeo y subirlo a Internet para convocar a personas a divertirse en el centro de juegos.

Así fue como un día Caine llegó a su negocio y una cola de clientes estaban esperándolo en la puerta del local de su padre. El caso de Caine conmovió a tantas personas que comenzó a hacerse popular en distintos canales de televisión e Internet y logró recaudar más de 120.000 dólares que serán destinados para su educación. Aquí podrás ver un vídeo de su caso en un programa de televisión, haz clic aquí para ver el vídeo.

Te presento a Christian Owens: 


Christian Owens ganó su primer millón de dólares con 16 años, siguiendo el camino de su ídolo, Steve Jobs. Owens, un inglés que actualmente tiene 17 años, fundó con 14 Mac Bundle Box, una empresa con la que vendía aplicaciones para Mac y con la que logró ese primer millón. Después creó Branchr, una empresa de publicidad en Internet en la que empleó a ocho personas, incluida su madre, de 43 años. Sigue creando empresas en Internet.

Te presento a Adora Svitak:


Adora Svitak escribió su primera novela con 10 años, y desde entonces, la que para muchos es la niña más inteligente del mundo no ha parado de trabajar. Con 14 años recién cumplidos compagina su carrera como escritora con sus brillantes charlas en empresas y, sobre todo, en universidades, donde defiende sus teorías sobre creatividad y la necesidad de mantener en el mundo adulto algunas actitudes de los niños.

Te presento a Robert Nay:

Robert Nay saltó a la fama mundial el pasado mes de enero  cuando, con sólo 14 años, colocó su jueguecito para el IPhone y el IPad en el número uno de la Apple Store, destronando al fenómeno mundial de origen islandés Angry Birds. El Bubble Ball, ese juego que programó desde la biblioteca pública de su pueblo de Utah, es la estrella de NayGames, su floreciente empresa de aplicaciones.
aaaaaaa
Te presento a Leanna Archer:

Leanna Archer con 13 años hizo sonar la campana de Wall Street, y es que su línea de productos para el pelo que utilizan una vieja receta familiar es el paradigma del éxito adolescente. Simplemente, las chicas le decían en el colegio cuál era el éxito de su brillante cabello y se decidió a fabricar y vender a gran escala. Actualmente, con 16 años, prepara su desembarco por todos los Estados Unidos. Se estima que su empresa genera cerca de medio millón de dólares al año.

Recordad padres y madres: Vuestros hijos/hijas os observan y os escuchan. Importante que ellos vean las inmensas posibilidades que tienen de crear un presente y un futuro mejor. Internet nos permite llegar a millones de personas si nos mantenemos constantes, atentos y soñadores. ¿Alentamos y animamos a nuestros hijos a emprender nuevos negocios? ¿les asustamos o les infundimos miedo? ¿hablamos de cómo mejorar nuestra economía o de lo mal que está todo? ¿Qué tipos de conversaciones tenemos con nuestros hijos? Interesantes preguntas.

Abajo tienes las fuentes de donde he obtenido esta información y como siempre un vídeo precioso de una persona que le decían que su sueño era imposible, espero que te inspire a superar tus miedos. Un fuerte abrazo y feliz semana!!!

Fuentes: 

aaaaa
Vídeo: “Los expertos le dijeron a esta artista que su sueño era imposible”
Duración: 9 minutos

Si deseas escuchar más audios o podcasts haz clic aquí.

Si quieres ver los próximos eventos o seminarios de la Escuela de Inversión en directo haz clic aquí.

¿Deseas asistir en directo a un seminario on line para emprendedores? Haz clic aquí ;y cada miércoles nuevas conferencias, haz clic aquí. 

Si quieres más seminarios o cursos gratuitos haz clic aquí. Y también dispones de más eventos on line gratis si haces clic aquí.

Si quieres dar un paso más visita nuestra tienda, haz clic aquí

Si te gusta la Bolsa aquí tienes más información, haz clic aquí

Otros vídeos Cursos seminarios haz clic aquíOtros vídeos haz clic aquí. 

Más vídeos sobre educación financiera haz clic aquí.

Si te gusta Internet, los negocios on line, o ser un emprendedor de esta era digital registrate aquí. 

4 Comments. Leave new

Gracias por el post Juan!! Aunque hay genios que se pueden hacer con el tiempo, está claro que todos estos cracks nacieron con ese gen que les ha hecho diferenciarse del resto, no cabe duda que tenemos mucho que aprender de todos ellos. Un abrazo

Gracias a ti Raúl.,

Todos nacemos con ese gen, sin excepción. Así lo veo yo, todos somos diferentes con habilidades distintas. Todos somos cracks. Gracias por tu comentario amigo.

Pedro David Covisa
11 mayo, 2014 12:39

Buenisimo Juan. Con ilusión, dedicación y ese plus de genialidad todo se puede lograr.

Muchas gracias Pedro por tu comentario. Claro que sí. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, escriba las letras que aparecen a continuación

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada