Hace poco leía una entrevista del filosofo y escritor Fernando Savater, comentaba que lo mas le interesa es comprar tiempo. Comprar tiempo, comprar tiempo, palabras que golpeaban mi cabeza, comprar tiempo. ¿Por qué? ¿Por que debemos centrarnos en comprar tiempo? Es una gran pregunta ya que desde que nos independizamos, desde que dejamos de vivir con nuestros padres lo que hacemos es lo contrario: ¡Venderlo! muchas veces regalarlo.

El 80 % de la gente vende su tiempo, efectivamente, cuando firmas un crédito hipotecario, personal, o cuando debes un dinero a alguien lo que haces es venderle tu tiempo: le debes muchas horas tuyas. Si tienes un credito o deuda de 10.000 € y ganas 8 € netos la hora, lo que ocurre es que tienes que trabajar para pagar tu deuda un total de 1.250 horas (mas intereses). Esto no te lo explican cuando vas a pedir un crédito. Cuando encuentras un trabajo estas vendiendo 40 horas semanales mas traslados, tiempo en comida etc… a cambio de 1.100 euros netos o menos. Un calculo rápido mensual serían unas 200 horas mensuales . Estas vendiendo tu tiempo. No digo que este mal, solo quiero que sepas en que lado te encuentras.

En el otro lado de la moneda (20 % o menos) tenemos a los que compran tiempo, es decir se preocupan en no crearse deudas – pasivos – ni ataduras de ningún tipo. Buscan la libertad financiera, se preocupan en aprender, en mover sus ahorros, en comprar activos que le pongan dinero en su bolsillo, en crear negocios, en aprender y hacer inversiones en inmuebles que les paguen sus hipotecas, en …. ¿me entiendes verdad?; es cierto son los que arriesgan, los que llegan cansados pero siguen apostando por si mismos. Estos, estan comprando tiempo, porque no tienen cadenas que les aten, solo buscan no tener que hacer las cosas. Sino hacer las cosas por que si. Dejan que todo fluya.
Es cierto, si tienes que ir a trabajar cada dia, si tienes que pagar tus deudas cada día, estas en el primer lado de la moneda, pero deseamos que cambies al segundo lado: El club de los que compran tiempo. No importa donde estas, sino donde quieres estar en los próximos años.

En el primer lado son los que navegan en un mar montados en una barca y se mueven según sople el viento, en el segundo lado están los que tienen una lancha con motor, ellos dirigen su camino. A veces se equivocan, claro que sí, pero vuelven a empezar.

Ayer acabamos de impartir en La Escuela de Inversion.com el curso: “Sistemas para invertir en Bolsa”; un curso on line. Como siempre lo más interesante no estaba en el contenido, sino en los asistentes, personas de distintos perfiles profesionales que se encontraban en el segundo lado, en el grupo de los que quieren comprar tiempo, personas con inquietudes, valientes, que se mueven en la zona del 20 %: los raros. ¡¡¡Me encantan!!!. Gracias a todos por seguir caminando sin ataduras mentales (las otras llegarán si así lo deseas).
Te dejo con un audio donde hablo del dinero, espero que te guste. ¡¡Feliz Año Nuevo!! sueña en grande y sobre todo haz cosas diferentes a este 2.008.