Nunca es tarde

Ya lo decía el gran Viktor Frankl (neúrologo y psiquiatra austriaco): “La mejor posesión del ser humano es la libertad de escoger la actitud con la que afronta su vida.” Y viniendo de él, que pasó largos años de su existencia en un campo de concentración nazi, son palabras que conviene grabar en la memoria. El señor Frankl fue un psiquiatra judío que le encontró el sentido a la vida cuando no tenía ningún motivo para vivir, estando encerrado en un campo de concentración donde veía morir a gente cada día.

En ese entorno, supo desarrollar una actitud positiva y constructiva que lo mantuvo a flote entre las mareas oscuras por las que tuvo que pasar hasta que al final fue liberado y regresó a la vida. Posteriormente se dedicó a ayudar a los demás, valiéndose de lo que había aprendido y creando la famosa logoterapia. Otro gran dicho suyo era: “La mayor fuente de desgracias que puede padecer un ser humano es la falta de objetivos personales”. La falta de motivación puede convertir la vida en un infierno.

En su consula, Frankl trató a numerosos pacientes, y a todos ellos los ayudó a través de la palabra. Se trataba, simplemente, de descubrir cuál era el objetivo oculto que insuflaría vida a cada uno. Lo veía muy claro, cualquier persona es capaz de superar incluso la situación más dificil siempre que tenga algo por lo que luchar, algo que conseguir antes del fin de sus días. Y la clave, sin duda, es una actitud positiva. Tal y cómo él mismo explicaba:

  • “El pesimista es como el hombre que observa con miedo y tristeza que su calendario de pared se va haciendo más fino a medida que arranca una hoja cada día. Por otro lado, la persona que ataca activamente los problemas diarios es como el hombre que arranca cada hoja de su calendario y la apila con cuidado sobre las anteriores, tras haber escrito unas cuantas notas en su dorso. Puede rememorar con orgullo y alegría toda la riqueza acumulada en esas notas, y en toda la vida que ha experimentado con plenitud hasta ese momento.”

Para Frankl, una persona que aún tenga cosas que explicar y por las que vivir será una persona feliz y dichosa. Sin duda nunca es tarde para volver a empezar; cuando falleció a los noventa y dos años de edad, el autor de El hombre en busca de sentido pudo irse tranquilo, sabiendo que había aprovechado al máximo su paso por el mundo. ¿Cuántos podemos decir lo mismo con nuestra vida?

Nunca es tarde para aprender a mirar el calendario de otra forma, y empezar a llenarlo con experiencias, objetivos y ganas de vivir, como hizo este gran superviviente, con intensidad.

Para acabar te dejo con una bonita historia de artes marciales mezclada con educación financiera, y un vídeo para que sigas mejorando/aprendiendo:

“Uno de mis amigos me preguntó “¿Por qué pagas tanto dinero para que tus hijos hagan artes marciales?”
Bueno, déjame confesarte algo, no pago por las clases de artes marciales de mis hijos. personalmente, lo que menos me interesan son las artes marciales.
Entonces mi amigo me dijo: “Estás loco, entonces ¿Para que pagas por las clases?”
Le respondí: Mira, esto es por lo que estoy pagando:

– Pago para que mis hijos aprendan a ser disciplinados.
– Pago para que mis hijos aprendan a cuidar y mantener en forma su cuerpo.
– Pago para que mis hijos aprendan a trabajar con otros y sean buenos compañeros.
– Pago para que mis hijos aprendan a enfrentar las decepciones.
– Pago para que mis hijos aprendan a trazarse y completar los objetivos puestos en cada etapa.
– Pago para que mis hijos aprendan que toma horas, horas y horas de trabajo fuerte y entrenamiento para crear un campeón y que se den cuenta que el éxito no llega de la noche a la mañana.
– Pago por la oportunidad que mis hijos tienen y tendrán de cultivar amistades que les van durar toda la vida.
– Pago para que mis hijos estén en un dojo y no frente a una pantalla…

Podría seguir con más ejemplos pero en resumidas cuentas, no pago por clases de artes marciales, pago por las oportunidades que las artes marciales le brindan a mis hijos para desarrollar atributos que les servirán de mucho durante sus vidas y por darles la oportunidad de impactar positivamente en la vida de otros seres humanos.
Por lo que he visto hasta ahora, estoy convencido que es una gran inversión el “pagar” por clases de artes marciales.”

Gracias por estar ahí. Te deseo mucho éxito amigo/a. Un fuerte abrazo, aquí va otro vídeo.

Vídeo “Anécdota real: el joven y el anciano (para tener éxito)” por Juan Haro

Duración: 5 minutos

Para continuar aprendiendo en La Escuela de Inversión: haz clic aquí para acceder.

Si deseas escuchar más audios o podcasts haz clic aquí.  Otros vídeos, Cursos, seminarios haz clic aquíMás vídeos sobre educación financiera haz clic aquí.

Si deseas suscribirte a mi Blog, haz clic aquí.

Si quieres ver los próximos eventos o seminarios de la Escuela de Inversión en directo haz clic aquí.  Nuestro menú de Formación con cursos, talleres, entrenador personal y mucho más haz clic aquí para más información.

Si te gusta el mundo de los inmuebles haz clic aquí. Nuestro club de Inversores en Inmuebles haz clic aquí.

Si quieres más seminarios o cursos gratuitos haz clic aquí Y también dispones de más eventos on line gratis si haces clic aquí.

Si quieres dar un paso más visita nuestra tienda, haz clic aquí.

Si te gusta la Bolsa aquí tienes más información, haz clic aquí.

Si quieres contar con mis servicios de Entrenador Personal (más info haz clic aquí) o impartir algún curso, conferencia o Taller en tu empresa, grupo o ciudad, haz clic aquí.