Nuestras pequeñas acciones sin importancia (Llama un Inspector)

Juan Haro

Hace unas semanas fui con mi familia a ver una interesantísima obra de teatro: “Llama un inspector” en el Teatro La Latina. Una obra de intriga y suspense que José María Pou dirigió y  protagonizó magistralmente. Otros estupendos actores que interpretan esta obra son: Carles Canut, Victória Pagés, Rubén Ametllé, Paula Blanco y David Marcé. El texto fue escrito en el año 1.946 por J.B. Priestley y ya entonces, el autor denunciaba los penosos valores sobre los que se asentaba el sistema de la época. Lo más sorprendente es que también es valida hoy en día y nos hace meditar sobre lo que estamos construyendo.

La obra se desarrolla en el año 1.912, presenta a los Birling una familia aristocrática que celebra el compromiso de su hija. La fiesta es interrumpida por un inspector que investiga el suicidio de una joven.

Una familia inglesa está celebrando, en la más estricta intimidad, la petición de mano de su hija, Sheila que ha de casarse con el joven Gerald Corbett. Además de estos dos personajes, están los padres de la novia señor Birling y señora Birling y el hijo de éstos y por tanto hermano de la novia, Eric.

Estos cinco personajes están felices celebrando la fiesta familiar, que se ve interrumpida por la llegada de un inspector de policía el cual les informa que ha fallecido en el hospital una joven que se había suicidado ingiriendo sustancias letales. Nada que ver, por tanto, con la familia. Sin embargo el inspector insiste en querer conocer que relación había tenido cada uno de ellos con la joven, y según se va desvelando resulta que todos la habían conocido.

El padre que la tuvo como obrera trabajando en una de sus fábricas y la despidió por ser cabecilla de una huelga. La hija, Sheila, se sintió molesta con ella cuando estaba de dependienta en una tienda de modas de lujo e hizo que la despidieran. El prometido , Gerald Corbett, fue su amante durante un verano; Eric, el hijo, también la tuvo y le facilitaba dinero que quitaba del despacho de su padre. La chica, al saber esto, rechazó toda ayuda y rompió su relación con Eric . Solo falta la madre, que preside una asociación benéfica para ayuda de mujeres descarriadas, a la que se dirigió la joven suicida solicitando ayuda que le fue denegada por decisión de la señora Birling.

teatro

Todos son , por tanto, responsables más próximos o más lejanos, de la desesperación de la joven y, en consecuencia, de su suicidio. El autor plantea esta situación para hacer pensar que los actos que realizamos con la mayor simplicidad, cada día, pueden tener consecuencias que no prevemos, pero que en el fondo nos acusan porque no se puede vivir con tanta frivolidad e irresponsabilidad.

Un prodigio de construcción formal que despliega entonces una trama que progresa como un aparato de relojería. El hábil uso del suspense no eclipsa de ningún modo un mensaje de profunda repercusión social: todos formamos parte de un mismo organismo y somos responsables de todo lo que le pasa al resto de la gente.

Otro comentario es el de considerar que el inspector, el que aparece en escena, no existe en realidad, sino que es la encarnación de los pensamientos y remordimientos de todos los personajes que todos tienen ocultos (pero que los espectadores vemos como salen a la luz) y que les molestan en su interior, mientras están alegres y fingiendo una alegría que está empañada por sus pensamientos internos.

José María Pou en una entrevista comentaba lo siguiente:

“Esta llamada del inspector Goole no es sólo para investigar, sino que es una llamada a la conciencia, a despertar el sentido de culpa que tienen todos los personajes y el que todos llevamos dentro porque hemos cometido en algún momento alguna imprudencia. Este inspector es una especie de Angel justiciero que actúa para que todos los protagonistas saquen lo malo que tienen dentro. Todos somos responsables de todos y hay un orden moral en cada gesto. Es la conciencia que llama a la mala conciencia.”

El autor de la obra Priestley no muestra la gran mentira sobre la que se estaba construyendo esa sociedad y la terrible injusticia en la distribución de la riqueza que se estaba llevando a cabo. De ahí que todos sean culpables de una u otra forma de lo que le sucede a la chica. Denuncia los penosos valores sobre los que se asentaba el sistema. En ese sentido fue un profeta porque lo que esta sucediendo actualmente va por el mismo camino.

Obra teatro: “Llama un inspector”

Cuando salimos del teatro nos fuimos a pasear por la Plaza Mayor y a comentar cómo cada acción realizada por cada miembro de la familia había contribuido al suicidio de la joven. Siempre insisto que no debemos frenarnos en contar aquello agradable que pensamos de nuestros allegados, compañeros, familiares o amigos, porque una simple frase o palabra puede marcar una gran diferencia en la vida de alguien. Nunca sabemos cómo impactan nuestros gestos, actos, palabras. No lo sabemos, y por ello es importante controlarse y seleccionar cada acción.

Vivimos muy deprisa, muchas veces pasamos por alto los Valores y nos comportamos de forma egoísta mirando solamente  por nosotros mismos; a veces necesitamos una simple obra de teatro para despertar y darnos cuenta que todos formamos una misma conciencia colectiva. Que lo que yo hago bueno o malo repercute mucho más allá de lo que pueda imaginar. Que mi estado de ánimo, mi alegría por vivir, mis ganas por intentar que la gente con la que contacto se sienta bien puede marcar una importante diferencia en sus vidas. Un elogio, una caricia, una felicitación, una sonrisa o un abrazo pueden desencadenar en la otra persona un torrente de consecuencias/acciones positivas.

Una máxima es: “Procura que la otra persona se sienta mejor que cuando tú llegaste”

Aquí tienes unas diapositivas interesantes sobre “La importancia de nuestros actos”:

Un fuerte abrazo y feliz semana.

Para continuar aprendiendo en La Escuela de Inversión: haz clic aquí para acceder.

Si deseas escuchar más audios o podcasts haz clic aquí.  Otros vídeos, Cursos, seminarios haz clic aquí. Más vídeos sobre educación financiera haz clic aquí.

Si deseas suscribirte a mi Blog, haz clic aquí.

Si quieres ver los próximos eventos o seminarios de la Escuela de Inversión en directo haz clic aquí.  Nuestro menú de Formación con cursos, talleres, entrenador personal y mucho más haz clic aquí para más información.

Si te gusta el mundo de los inmuebles haz clic aquí. Nuestro club de Inversores en Inmuebles haz clic aquí.

Si quieres más seminarios o cursos gratuitos haz clic aquí Y también dispones de más eventos on line gratis si haces clic aquí.

Si quieres dar un paso más visita nuestra tienda, haz clic aquí.

Si te gusta la Bolsa aquí tienes más información, haz clic aquí.

Si quieres contar con mis servicios de Entrenador Personal (más info haz clic aquí) o impartir algún curso, conferencia o Taller en tu empresa, grupo o ciudad, haz clic aquí.