Los mercados y las inversiones

Los mercados están ahí para hacerte rico si sabes lo que haces. Pero si no sabes lo que haces no tendrán compasión en hacerte pobre. La ignorancia, cuando se mezcla con la avaricia, se convierte en el material del que están hechos los desastres financieros. En 1.969,  el mercado estaba en alza, Warren Buffett pensó que las acciones estaban sobrevaloradas y por tanto decidió dejar de invertir. En 1.973-74 el mercado de valores se habia reservado tanto que las acciones se vendían a precios de ganga. Warren compró todas las existencias con el apetito de, tal y como dijo en su día, “un hombre hambriento de sexo en medio de un harén lleno de bellas mujeres”. Muchas de estas oportunidades en los mercados, le ayudaron a hacerse multimillonario. Y también muchos de los  inversores que permanecieron en el mercado después de que Warren saliera de él, (en 1.969) perdieron hasta la camisa en la crisis de 1.973-74; recuperarlo todo resultó imposible ya que se necesita dinero para comprar acciones. Es realmente útil saber lo que uno hace.

Por eso insisto tanto, en mis cursos y conferencias, la importancia que tiene tener efectivo en nuestra cartera para aprovechar las oportunidades de inversión, ya sean estas acciones, valores, empresas, inmuebles, obras de arte o lo que sea.

Esto es valido completamente con las inversiones en inmuebles: mi gran pasión. Hay que ser paciente: siempre el mercado te dará gangas para que puedas adquirir, por eso es vital ir poco a poco y estar preparado. Las dos cosas. Hablando de paciencia, las acciones que Warren Buffett compró a la temprana edad de 11 años eran de la petrolera City Services. Adquirió 3 acciones a 38 dólares, vío como caían a 27. Tuvo que esperar y tras recuperarse las vendió a 40 dólares cada una. Poco después remontaron hasta los 200 dólares por acción y aprendió su primera lección sobre inversión: “hay que tener paciencia”. A los que esperan les llegan cosas buenas, siempre que escojan el producto adecuado.

El pasado Jueves 25 de Mayo del 2.017 estuve en Bilbao (en la empresa Planifica tu éxito), impartiendo a un grupo selecto de empresarios el curso “Cómo proteger tu dinero y tu patrimonio (y hacerlo crecer)”. El lugar elegido fue un caserio expectacular, propiedad de uno de los asistentes: Caserío Butrón en la población Gatika (Vizcaya). Precioso, tranquilo y rodeado de naturaleza. Aquí encontrarás el lugar, por si deseas desconectar: www.caseriobutron.com. Mil gracias de corazón a Natalia Getino y Santiago Mohedano por hacer de anfitriones y por la atención tan profesional y cariñosa conmigo. Muchas gracias. Sobre los asistentes, qué puede decir: son “leñadores” empresarios de éxito que no dudan en invertir en ellos mismos, en afilar su hacha para poder seguir haciendo crecer sus negocios. Sin duda, lo pasamos estupendamente. Gracias a todos los asistentes por su compromiso, ganas y motivación. Aprovecho, por supuesto, para agradecer y felicitar por esta estupenda iniciativa formativa a: Claudia Chackelson y José Manuel Torres (fundadores de Planifica tu éxito).

El gran secreto para hacerse rico es dejar que el dinero aumente solo, y cuanto mayor sea el importe inicial, mucho mejor. Por ejemplo: Si 100.000 € incrementan un 15 % en 20 años, en el año veinte habrán ascendido hasta 1.636.653 €, lo que supone un beneficio de 1.535.653 €. Pero imaginemos que pierdes 90.000 € de tu capital inicial antes de empezar y que sólo puedes invertir 10.000 €. En este caso tu inversión sólo crecerá hasta llegar a 163.665 € en el vigésimo año, con un beneficio de 153.665 €. Sin duda es una cifra inferior. Cuánto mayor es la cantidad de dinero perdida, mayor el impacto en tu capacidad para ganar dinero en el futuro.

Encontrar la vocación a edades tempranas es bueno, y el ámbito de la inversión te ofrece increibles oportunidades para multiplicar sumas de dinero con las que trabajar. Pasarte la vida levantándote temprano para acudir a un odiado trabajo, con personas a las que no respetas, lleva a una frustración y a un descontento que se traen a casa al final de la jornada y se comparten con la familia; para finalmente transmitir infelicidad. El resultado es, naturalmente, una vida desgraciada, tanto para el afectado como para las personas con quienes convive. Es mucho más inteligente encontrar un trabajo que nos guste. Y si te preocupa el dinero, ten en cuenta que quienes trabajan en lo que les gusta son quienes destacan en su campo y acaban ganándose bien la vida. No lo olvides, no desperdicies tus talentos amig@.

(Fotografía Caserío Butrón, lugar donde imparti el curso el pasado 25 de Mayo 2.017)
Me marcho con este bonito poema que tiene que ver con el valor del tiempo y la importancia que le damos según pasan los años; espero que te guste, fue escrito por: Mario de Andrade (Poeta, novelista, ensayista y musicólogo brasileño): 

“Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora…
Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente.
Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.
Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.
Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.
No tolero a maniobreros y ventajeros.
Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.
Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo.
Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos.
Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.
Quiero la esencia, mi alma tiene prisa…
Sin muchas golosinas en el paquete…
Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.
Que sepa reír, de sus errores.
Que no se envanezca, con sus triunfos.
Que no se considere electa, antes de hora.
Que no huya, de sus responsabilidades.
Que defienda, la dignidad humana.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.
Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas…
Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.
Sí… tengo prisa… por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.
Pretendo no desperdiciar parte alguna de las golosinas que me quedan…
Estoy seguro que serán más exquisitas que las que hasta ahora he comido.
Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.
Espero que la tuya sea la misma, porque de cualquier manera llegarás…”

Audio mp3 Episodio 501 “Webinar: Cuándo y cómo alquilar con éxito un inmueble” por Juan Haro

Duración: 55 minutos

(Si no ve el reproductor de audio, puedes hacer clic aquí para escuchar el audio)

Para continuar aprendiendo en La Escuela de Inversión: haz clic aquí para acceder.

Si deseas escuchar más audios o podcasts haz clic aquí.  Otros vídeos, Cursos, seminarios haz clic aquí. Más vídeos sobre educación financiera haz clic aquí.

Si deseas suscribirte a mi Blog, haz clic aquí.

Si quieres ver los próximos eventos o seminarios de la Escuela de Inversión en directo haz clic aquí.  Nuestro menú de Formación con cursos, talleres, entrenador personal y mucho más haz clic aquí para más información.

Si te gusta el mundo de los inmuebles haz clic aquí. Nuestro club de Inversores en Inmuebles haz clic aquí.

Si quieres más seminarios o cursos gratuitos haz clic aquí Y también dispones de más eventos on line gratis si haces clic aquí.

Si quieres dar un paso más visita nuestra tienda, haz clic aquí.

Si te gusta la Bolsa aquí tienes más información, haz clic aquí.

Si quieres contar con mis servicios de Entrenador Personal (más info haz clic aquí) o impartir algún curso, conferencia o Taller en tu empresa, grupo o ciudad, haz clic aquí.