El sector financiero, gobiernos y reguladores han de reflexionar. Una gran falta de ética y de escrupulos ha ocasionado cifras como estás:
  • 500.000 millones de pérdidas de entidades bancarias por las hipotecas “subprime”.
  • 180.000 millones ha aprobado la administración Bush para realzar la economía norteamericana.
  • 25 % de personas pierden su trabajo en el entorno de wall street.
  • 85.000 millones se han destinado a apoyar a la mayor aseguradora del mundo: AIG.
  • 17 % es la caida del precio de la vivienda en lo que va de año en Estados Unidos.
  • 230.000 millones de dólares es el destinado a salva la quiebra a Bearn Stearns.
Poca etica, mucho despilfarro y poco escarmiento. Al final la historia se repite, el dinero público sirve para salvar unos pocos. Siempre es lo mismo: los ciudadanos terminan pagando con sus impuestos el enriquecimiento de una clara minoria. Todo bien organizado. Ahora es el Agosto de los inversores, de la banca y de los poderosos. Se ha cumplido lo que buscaban: las rebajas en la bolsa y en los inmuebles, ayudas estatales millonarias y muchas oportunidades por doquier.

Hoy he impartido con Vicens Castellano el seminario on line: “Las posibilidades de La Bolsa”; ha sido una hora y media llena de energía y motivación. La gente desea aprender. No quiere sentirse manipulada y la mejor manera es a través de la educación financiera. La Escuela de Inversión desea aportar más oportunidades para mejorar su vida aumentando sus ingresos, cortando sus gastos y moviendo su dinero.

Seguiremos así. Gracias por vuestros mails, por vuestras amables palabras y por continuar aprendiendo. Llegan las Navidades y nuevamente el mundo consumista intentará atraparnos para incentivar nuestras continuas compras: tengamos cuidado. Invirtamos en conocimientos y procuremos hacer lo que hace el 5 % de la población: seamos unos bichos raros.

Hay tres momentos en el año cuando consideramos nuestra situación, cuando pensamos más sobre nuestro presente y nuestro futuro: al cumplir años, en vacaciones y en Navidad. Pensemos y sigamos conduciendo nuestra vida. Sepamos como montar negocios desde casa, como operar en Bolsa nosotros solos, como invertir en inmuebles en tiempos de crisis, como crearnos un patrimonio inmobiliario, en definitiva ser más libres y eliminar todas las cadenas que nos atan a ser unos meros recaudadores de impuestos o de pagadores de hipótecas.