88172105175653973_wyzDtlls_b

Esta semana tuve una reunión en el colegio de mi hija con su nueva tutora para presentarnos el nuevo curso. Ví dos frases que estaban colgadas en la pared:

“It does not matter how slowly you go, as long as you do not stop”.
(No importa lo lento que vayas, mientras no pares)

“Give a man a fish, and he will eat for a day, teach a man to fish and he will eat for the rest of his life”.
(Da a un hombre un pez y comerá por un día, enseñale a pescar y comerá para el resto de su vida)
Me llamó la atención el mensaje de cada una de estas frases, sobre todo porque no creo en absoluto en el sistema educativo. Precisamente los colegios no ayudan a los que van más lentos: simplemente les hacen repetir de curso. El hecho de diferenciar lo verdadero de lo falso, los listos de lo torpes, los que sacan buena nota con los que suspenden no es precisamente enseñar a pescar. Es más, el temario y las asignaturas no te preparan para enseñarte a pescar. Sino a que te den peces para comer.
No se enseña lo que de verdad importa, tan solo nos enseñan a ser parte del sistema, a trabajar como asalariado y a recaudar impuestos.
Se me ocurren algunas materias interesantes para cualquier colegio e instituto -a partir de los 10 años-:
– Como constuir un negocio/activo. (Si no sabes hacerlo te costará caro, cuanto antes aprendas mejor)
– La relación con el dinero. (Es algo vital saber como relacionarse con el dinero)
Liderazgo y tratar con personas. (Hagas lo que hagas tratarás con personas, ¿por que no se enseña?)
– Principios para alcanzar la excelencia en el trabajo.
– Habilidades sociales.
– Oratoria y hablar eficazmente en público.
– Productos financieros: riesgos y oportunidades. (Si no sabes nada de productos financieros tendrás que dar el dinero a otros, y este es el mayor riesgo posible).
– La bolsa: qué es, para qué sirve y cómo puedo entrar en ella. (Parece que la bolsa pertenece a los de otra clase, en muchos paises se enseña desde bien pequeños).
– Historias reales de fracasos financieros (Sí de fracasos).
– Ahorrar y qúe hacer con el dinero.
– La banca y las entidades financieras. Cómo tratar con ellas eficazmente.
– Consecución de objetivos/proyectos.
– Impuestos, el Estado y formulas para pagar menos legalmente.
– Tipos de inversiones al alcance del ciudadano.
– Ventajas y desventajas de los inmuebles.
– Ser inversor y cómo invertir.
– La mente: como funciona y sus posibilidades.
– La cultura del esfuerzo y los valores.
– Técnicas de negociación.
– La creatividad y la innovación constantes.
Creo que me entiendes. Este tipo de enseñanza no interesa al sistema. Si logramos jovenes inteligentes capaces de crear riqueza, de lograr un tipo de conocimiento que permita por si mismos construir activos, negocios e intentar nuevos retos será a costa de salirse de la manada. Y esto está mal visto. Si te dedicas a la educación no me interpretes mal. Los profesores tienen las manos atadas: ellos no deciden qué enseñar ni cómo hacerlo. Son victimas del sistema como los alumn@s.
Perseguir tus sueños o tu proyecto laboral ideal puede tener muchos obstáculos, pero si de verdad lo persigues, llega. Debes creer realmente que aquello que estas persiguiendo vale la pena.
El futuro son los jóvenes, los niños y niñas de toda sociedad. Es vital que cuanto antes aprendan a no fijarse en modelos televisivos que venden el exito fácil y rápido a cambio de un pequeño esfuerzo. A saber discernir por si mism@s, a vivir en constante aprendizaje, a conocer que existen 2 caminos para transitar que te llevan a 2 mundos: el mundo del asalariado y el mundo del emprendedor. Hay que prepararles con herramientas eficaces (no solo con teoria) que les permita sobresalir en cualquiera de estos dos mundos.
Podemos, por supuesto, no dejar toda la responsabilidad de la educación a las escuelas e institutos, necesitamos desde casa enseñar a nuestros hij@s a relacionarse con todas las materias que hemos mencionado arriba. Antes de decir
les nada, hay que averiguar con una tranquila y sosegada conversación aquello que anhelan. Preparate para escuchar a tu hij@, toma notas de lo que te diga, pregunta varias veces por qué, que te diga cómo piensa conseguir todo eso. Averigua lo que denomino en mis cursos su IP y su MDC.
IP = Interés primario (qué es lo que quiere en la vida) -que sea concreto-
MDC = Motivo dominante de compra (Por qué lo quiere).
Cuando tengas claro esto (no prejuzgues solo escucha lo que te diga) será el momento de hacer una lista con el-ella para subir peldaño a peldaño su educación financiera. Esto marcará una diferencia importante, le guste o no tendrá que relacionarse con el dinero, y si nadie le enseña tendrá problemas. Llegará con 50 años con unos mínimos ahorros. Habrá perdido 30 años de su vida aprendiendo lo importante. Ya será tarde.
Ten paciencia, graba si quieres para el/ella audios o videos cortos sobre estos temas: primero formate tú claro. E invitale-a a realizar trabajos, buscad premios estimulantes, juegos para hacer divertido el camino, pero no dejemos pasar las semanas, los meses o los años. El precio a pagar es demasiado elevado.
El próximo Sábado 26 de Septiembre impartiremos un seminario abierto al público: “Que tu dinero trabaje por ti” en la Escuela de Inversión.com; si deseas más información haz clic aqui. Si tienes un hijo-a de 13 a 19 años deseamos invitarle gratuitamente. Podrán optar a una de las 4 plazas gratuitas, los 4 primeros jóvenes (13 a 19 años) que nos escriban un mail a seminarios@laescueladeinversion.com indicando: su nombre, edad, su IP y su MDC = Qué quiere de la vida y por qué lo quiere.¡Suerte!
Termino con un pequeño cuento de Paulo Coelho:

“Un hombre transportaba agua todos los días a su aldea usando dos grandes vasijas, sujetas a las extremidades de un pedazo de madera que colocaba atravesado sobre sus espaldas.
Una de las vasijas era más vieja que la otra, y tenía pequeñas rajaduras; cada vez que el hombre recorría el camino hasta su casa la mitad de agua se perdía.
Durante años el hombre hizo el mismo trayecto. La vasija más joven estaba siempre muy orgullosa de su desempeño, y tenía la seguridad de que estaba a la altura de la misión para la cual había sido creada, mientras que la otra se moría de vergüenza por cumplir apenas la mitad de su tarea, aún sabiendo que aquellas rajaduras eran el fruto de mucho tiempo de trabajo.

Estaba tan avergonzada que un día, mientras el hombre se preparaba para sacar agua del pozo, decidió hablar con él:

– Quiero pedirte disculpas ya que debido a mi largo uso, sólo consigues entregar la mitad de mi carga, y saciar la mitad de la sed que espera en tu casa tu familia.

El hombre sonrió y le dijo:

– Cuando regresemos, por favor observa cuidadosamente el camino.

Así lo hizo. Y la vasija notó que, por el lado donde ella iba, crecían muchas flores y plantas.

– ¿Ves como la naturaleza es más bella en el lado que tu recorres? – comentó el hombre-
Siempre supe que tenías rajaduras, y resolví aprovechar este hecho. Sembré hortalizas, flores y legumbres, y tú las has regado siempre. Ya recogí muchas rosas para adornar mi casa, alimenté a mis hijos con lechuga, col y cebollas. Si tú no fueras como eres, ¿cómo podría haberlo hecho?”
Todos nosotros, en algún momento envejecemos o pasamos por situaciones difíciles, es importante ver el lado bueno y sacar buen provecho de estas situaciones. Piénsalo. Un abrazo fuerte y gracias por seguir este blog. Como siempre te dejo con un nuevo Video/Audio.
Video/Audio: “El músico Astor Piazzola (una historia real de constancia)”
(foto de arriba)
Duración: 06.24 minutos.
Si deseas descargar este Video/Audio en formato audio mp3 haz clic aquí.