Hoy he tenido el placer de impartir a través de La Escuela de Inversión.com, con Vicens Castellano el seminario on line: “Que tu dinero trabaje por ti”.
Hemos visto la pasión, la fuerza y el gran conocimiento que tiene Vicens sobre los mercados financieros.
Los asistentes se han llevado muchas herramientas, sistemas y formas de hacer mover su dinero para que produzca mejores rentabilidades. Ha sido un seminario intenso con mas de 200 diapositivas. Ahora toca hacer los deberes, y que los asistentes puedan realizar los diferentes ejercicios propuestos.

Muchas gracias por las valoraciones que habéis dado a la calidad del seminarios, seguiremos compartiendo y aprendiendo. La encuesta de satisfacción nos anima a continuar y a mejorar cada proceso. Gracias por vuestras amables palabras.

Afortunadamente gracias a las nuevas tecnologías ahora puedes aprender en directo sin moverte de tu casa. Es hora de actuar y lograr un presente y futuro rico en experiencias y en oportunidades. Me han encantado todos los asistentes: han participado, preguntado, y su actitud ha sido estupenda. Mi más sincera enhorabuena a cada uno de vosotros. ¡De verdad! sois gente rara, sois parte de la minoría; un sábado por la mañana aprendiendo y compartiendo, ¡Bravo!.
Muchas gracias, insisto, y continuad con esa línea. Nosotros nos hemos llevado también mucha información valiosa. Gracias por asistir y esperamos veros pronto. Seguimos aportando ideas, valor e información para todo aquel que no prejuzgue de forma anticipada: primero experimenta.

Deseo terminar con una anécdota que va de boca en boca y que nos muestra como funcionan los mercados, la economía, la bolsa. El titulo es: “Seguir a la mayoría o pensar por si mismo” – espero que te guste:

“Una vez llegó al pueblo un señor, bien vestido, se instaló en el único hotel que había cerca de un bosque, y puso un aviso en la única página del periódico local, que está dispuesto a comprar cada mono que le traigan por 10 €. Los campesinos, que sabían que el bosque estaba lleno de monos, salieron corriendo a cazar monos. El hombre compró, como había prometido en el aviso, los cientos de monos que le trajeron a 10 € cada uno sin chistar. Pero, como ya quedaban muy pocos monos en el bosque, y era difícil cazarlos, los campesinos perdieron interés, entonces el hombre ofreció 20 € por cada mono, y los campesinos corrieron otra vez al bosque.
Nuevamente, fueron mermando los monos, y el hombre elevó la oferta a 25 €, y los campesinos volvieron al bosque, cazando los pocos monos que quedaban, hasta que ya era casi imposible encontrar uno. Llegado a este punto, el hombre ofreció 50 € por cada mono, pero, como tenia negocios que atender en la ciudad, dejaría a cargo de su ayudante el negocio de la compra de monos. Una vez que viajó el hombre a la ciudad, su ayudante se dirigió a los campesinos diciéndoles:

– Fíjense en esta jaula llena de miles de monos que mi jefe compró para su colección. Yo les ofrezco venderles a ustedes los monos por 35 €, y cuando el jefe regrese de la ciudad, se los venden por 50 € cada uno.

Los campesinos juntaron todos sus ahorros y compraron los miles de monos que había en la gran jaula, y esperaron el regreso del ‘jefe’. Desde ese día, no volvieron a ver ni al ayudante ni al jefe. Lo único que vieron fue la jaula llena de monos que compraron con sus ahorros de toda la vida. “

Esta historia, insisto, refleja con una claridad cómica lo que ocurre en la economía, en la publicidad agresiva, en la manipulación de la masa, en la Bolsa y en la economía en general. No te preocupes, volverán a poner dinero en tu bolsillo pronto para que nuevamente lo gastes y te endeudes más y más. Hay que salirse de la manada, ser alguien que piensa por si mismo y que su dinero no lo entrega a nadie. Es mi punto de vista. Un abrazo y gracias por leer este blog.