Las grandes compañías lo saben, los niños y los jóvenes tienen un poder de compra bestial. Las marcas lo mueven todo: la prioridad es llegar a ellos para que al final los padres compren y compren. ¡Viva el consumo! Hoy en día es vital mantenerse firme y educar con valores a nuestros hijos. No seremos mejores ni peores por comprar esa marca tan cara, o el último video juego de la play o de la nintendo que acaba de salir.

Es tiempo de ser distinto, diferente, de tener nuevos hábitos que no giren en torno del gasto sistemático. Si eres madre o padre como yo te recomiendo ver este corto vídeo donde explico 5 sencillas estrategías para contener el gasto. Es momento de enseñar a nuestros hijos que cada Euro le hará más próspero mañana, es hora de enseñarles a hacer crecer cada céntimo para que mañana viva mejor y se prepare para cualquier duro revés. Espero que te inspire o te aporte alguna positiva idea. Gracias por invertir tu tiempo. Un abrazo.