El Ferrari gris (una anécdota para pensar como inversor)

Uno de mis héroes en la ficción es el teniente Colombo, menudo crack, cómo se hace el tonto, el despistado, como te infla a preguntas, como intenta entender tu mundo. Me encanta. ¿Por qué digo esto? porque hoy en día uno de los anhelos más grandes del ciudadano es convertirse en inversor, es hacer que tu dinero trabaje para ti, lograr esa mentalidad marca toda la diferencia. ¿Cómo logramos dicha mentalidad? el primer paso es haciéndote preguntas, como el teniente Colombo.

El Teniente Colombo me ha enseñado mucho: su poder de observación, su curiosidad, el abrirse a miles de posibilidades, su poder de escuchar y atender, su empatía con el interlocutor, el decir que estaba perdido… ¡tantas lecciones amigo Colombo!. Gracias.

Colombo

Si quieres lograr algo debes ponerlo como prioridad, recuerda todo lo que has conseguido, da igual si es grande o pequeño, pero ¡lo hiciste!; fue así porque fue algo prioritario, lo pusiste en tu lista en el primer lugar: tener un niño, pedirle salir a tu pareja, aprobar un exámen, vivir donde vives, el coche que conduces, tu primer trabajo, ese negocio que fracasó, etc. Todo comienza por desearlo con fuerza. Pero… antes de esto te hiciste la pregunta: ¿Por qué no ir a por esto o aquello?; no nos perdamos Juan.

Hay otro aspecto interesante: creer que puedes lograrlo. Como por ejemplo ser inversor, empezar a invertir, comenzar a tener esa mentalidad de inversor o inversora: ya trabajes por cuenta propia o ajena. Todo en la vida es cuestión de mentalidad: creer y querer. Creer que puedes lograrlo y quererlo de corazón (ponerlo en tu lista en una de las primeras posiciones como ducharte, lavarte los dientes o pagar la luz). Si es así lo conseguirás paso a paso: empieza en pequeño. Esta bien desear correr una maratón en un año, pero ¿cuánto has corrido hoy?. No se trata de malgastar el ahora, se trata de ir ladrillo a ladrillo construyendo algo grande.

No creo en las grandes montañas, en los grandes logros, creo en los peldaños de una escalera, en las victorias cotidianas, en ir paso a paso. Te pongo un ejemplo: es como querer ser inversor cuando tengas 20.000 €, y mientras tanto trabajo y trabajo sin parar. Pero me engaño diciendo: “seré inversor cuando tenga ese dinero ahorrado”. Y yo te pregunto (con cariño) ¿cuánto has ahorrado el mes pasado? ¿cero Euros? ¡lagarto! ¡lagarto!; es vital pensar como piensa un inversor, (si quieres invertir pronto). Para pensar como un inversor has de codearte con gente así, hacerte preguntas, leer libros, y sobre todo, como te decía, empezar en pequeño: 10 € al mes por ejemplo. Hacer de esto un juego. Y vaciar tu mente con prejuicios o etiquetas que nos ponen los medios de comunicación o este sistema donde prefiere tenerte consumiendo sin parar.

 Te dejo con esta anécdota divertida sobre cómo piensa un rico, un inversor. Creo que te hará sonreír. Sigue adelante amigo/a disfrutando del camino y tocando vidas: enriqueciéndolas cada día.

Vídeo: “Anécdota el Ferrari Gris (Cómo pensar como inversor)” por Juan Haro

Duración: 5 minutos

Si deseas escuchar más audios o podcasts haz clic aquí.  Otros vídeos, Cursos, seminarios haz clic aquí. Otros vídeos haz clic aquí. 

Si deseas suscribirte a mi Blog, haz clic aquí.

Si quieres ver los próximos eventos o seminarios de la Escuela de Inversión en directo haz clic aquí. Próximo Taller/Curso Presencial haz clic aquí para más información. 

Si te gusta el mundo de los inmuebles haz clic aquí. Nuestro club de Inversores en Inmuebles haz clic aquí.

Si quieres más seminarios o cursos gratuitos haz clic aquí Y también dispones de más eventos on line gratis si haces clic aquí.

Si quieres dar un paso más visita nuestra tienda, haz clic aquí.

Si te gusta la Bolsa aquí tienes más información, haz clic aquí.

Más vídeos sobre educación financiera haz clic aquí.

Si te gusta Internet, los negocios Online, o deseas convertirte en un emprendedor de esta era digital regístrate aquí. 

Si quieres impartir algún curso, conferencia o Taller en tu empresa, grupo o ciudad, haz clic aquí.