Dificultades sólo las tiene el éxito, de no ser así, el éxito, no existiría, pues sin obstáculos, todo el mundo lo alcanzaría. En realidad, como tiene dificultad, no todo el mundo lo persigue, y en consecuencia, juegas con la ventaja de la anticipación. Debemos vislumbrar cualquier tropiezo como un objetivo y no como un inconveniente. Cuántos más encuentres, mayor será el éxito.

Jerry y yo comenzamos a hablar de baloncesto y de mi época en Paris como adolescente.  El número 5 de la foto soy yo. Es cierto que el baloncesto me ha dado mucho, y sigo enamorado de este deporte.  Uno de los aspectos más importante de esta corta vida es sobre  todo escucharse y perseguir aquello que sabes te hace bien, lo que te gusta, lo que te apasiona. Lo demás es pensar en temores, miedos o situaciones que habrá que vencer cuando se presenten. Si es que se presentan, porque muchas veces son fantasmas que no existen cuando te paras y los buscas a tu alrededor. El 93 % de lo que nos preocupa no sucede nunca. El baloncesto, la vida te pone pruebas, retos, objetivos, decisiones que debes tomar día a día. La vida es esto: elegir y actuar. No es valido ser todo el rato un espectador, ver la vida pasar. Es preciso actuar con nuestras decisiones y trazar un camino previamente fijado. Hay que ser jugadores/protagonistas de la vida.

Juan-Baloncesto.jpg

Recuerdo mis comienzos en el baloncesto cuando vivía en Pinto (Madrid), tuve algunos entrenadores que me apartaban del equipo por mi falta de aptitudes. Simplemente era uno más del montón. No sobresalía en nada. Pero, yo amaba el baloncesto, así que trace un plan para superarme. Puse en práctica: “La escalera”. Toda mi vida ha sido igual, utilizo “la escalera” en cada objetivo, proyecto, o aquello que quiera conseguir.

Uno puede ejercitarse de muchas maneras: leyendo, estudiando, mirando, escuchando o simplemente viviendo. Sin embargo, es atreviéndote cuando pones a prueba tus capacidades y entrenas el talento.

¿En qué consiste “La Escalera”? ¿Cómo me sirve a mi para conseguir lo que me propongo? Permíteme compartírtelo por si te sirve.

Lo primero que hago es fijar una escalera en mi cabeza. Antes de nada miro que hay arriba: el logro, lo que quiero conseguir. Ya sea algo material, una habilidad, o algo que pueda medir. Recreo ese estado, como si realmente lo hubiese conseguido. Hago fuerte esa imagen en mi cabeza y me pregunto si verdaderamente vale la pena subir dicha escalera para obtenerlo. Si mi respuesta es dubitativa. Entonces, no hago nada. Pero si hay algo en mi vida que quiero conseguir, entonces aplico “la escalera”.

Una vez he visto lo que me espera arriba, y he descrito todo tipo de detalles, es momento de dibujar los escalones. La suma de todos los escalones me llevará sin ninguna duda a conseguir lo que quiero. Esto lo he aplicado para encontrar trabajo, para montar mis empresas, para obtener patrimonio inmobiliario, para obtener un coche, para aprender a hablar en público… da lo mismo. ¿Hay algo que me ilusiona crear/obtener? aplico la “escalera”. La escalera la componen escalones, y cada escalón son pasos intermedios para llegar a la cima. Defino ahora cada escalón, uno a uno, una acción que me permita acercarme a lo que quiero lograr. Insisto, escalones concretos, con acciones definidas que pueda medir. Si quiero perder peso, no basta con decir esto, especifico los kilos, y establezco los escalones para ello: comprarme un libro, leerlo, hablar con alguien que haya perdido peso para que me de 4 sugerencias, elegir un tipo de dieta: estas acciones son escalones que debo ordenar para asegurarme que no me encuentro parado en el medio de la escalera, o peor aún, que me encuentro descendiendo.

Paris-equipo-baloncesto.jpg

Lo he aplicado, y lo sigo aplicando. Invierto tiempo en diseñar esta escalera, y solo me preocupo de terminar cada escalón. El secreto está en definir lo escalones y actuar. A veces me veo obligado a añadir algún escalón más, pero cuando ya he subido varios peldaños miro hacía abajo y veo en qué lugar estoy. Esto me da fuerzas para seguir. Otro aspecto importante son los regalos: así es, cada varios escalones me doy premios para motivarme. Cuando he subido 4 o 5 escalones fijo un premio: puede ser un libro, una cena romántica, un pequeño fin de semana en una ciudad, un buena película…; lo importante es que me guste. Hay que disfrutar del camino.

Sé que tengo que tener paciencia para lograr cualquier cosa, pero esto puede convertirse en una trampa. Ya que mucha gente no tiene un plano (escalera) para saber si realmente esta avanzando, o si por el contrario se encuentra estancado. Si nos estancamos cuando queremos obtener algo, seguramente dejaremos de intentarlo. Por lo tanto: ni deprisa ni despacio. Mi “escalera” me dice cómo voy y los escalones que me quedan por subir. Puede ser que algún escalón sea el comer con alguien para obtener cierta información clave, puede ser ver un vídeo que me acerque a mi meta, etc.

Espero y deseo que te sirva. Hay una frase que me encanta de Ralph Waldo Emerson:

“Dejar el mundo un poco mejor de lo que has encontrado, haber jugado y reído con entusiasmo y haber cantado con pasión, saber que alguna vida ha respirado mejor porque tú has vivido, eso es haber triunfado.”

Querría compartir esta historia que quizá conozcas, sin duda una metáfora de la vida, que todos hemos vivido en alguna ocasión y que en estos tiempos actuales muchos de nosotros podamos vernos representados: “La renovación del Águila”:

“El Águila es un ave que puede llegar a vivir setenta años, aunque para poder llegar a esa edad, tiene que pasar antes por un difícil proceso.

En torno a sus cuarenta años, sus uñas se vuelven blandas, su pico empieza a estar demasiado deteriorado y le resulta difícil volar con unas plumas que se han hecho pesadas. En ese momento el águila puede dejarse morir o atravesar un momento de transformación que dura en torno a cinco meses.

En este trascendental cambio, el águila se retira a su nido ubicado en lo alto de una montaña. Allí golpea su pico contra la pared hasta que consigue arrancarlo. Después, espera a que el pico le vuelva a crecer y con éste se arranca las uñas. Cuando las uñas le crecen de nuevo, las emplea para arrancarse las plumas. Entonces aún tiene que esperar a que las plumas le crezcan de nuevo antes de poder volar.

Después de superar este proceso de renovación, el águila puede disfrutar de otros treinta años de vida.”

Los cambios que estamos experimentando no tienen precedentes en la historia de la humanidad, un periodo de cambios exponenciales en lo económico, lo social y en lo personal. Si queremos salir adelante, tenemos que hacer cómo el águila: atravesar un profundo proceso de transformación.

Seguramente entenderás mejor lo importante que es “Buscarse un amante”: (Pasión)

Buscar un Amante 

screenhunter_219-oct-30-16-05

Para continuar aprendiendo en La Escuela de Inversión: haz clic aquí para acceder. 

Si deseas escuchar más audios o podcasts haz clic aquí.  Otros vídeos, Cursos, seminarios haz clic aquí. Más vídeos sobre educación financiera haz clic aquí. 

Si deseas suscribirte a mi Blog, haz clic aquí.

Si quieres ver los próximos eventos o seminarios de la Escuela de Inversión en directo haz clic aquí.  Nuestro menú de Formación con cursos, talleres, entrenador personal y mucho más haz clic aquí para más información.

Si te gusta el mundo de los inmuebles haz clic aquí. Nuestro club de Inversores en Inmuebles haz clic aquí.

Si quieres más seminarios o cursos gratuitos haz clic aquí Y también dispones de más eventos on line gratis si haces clic aquí.

Si quieres dar un paso más visita nuestra tienda, haz clic aquí.

Si te gusta la Bolsa aquí tienes más información, haz clic aquí.

Si quieres contar con mis servicios de Entrenador Personal (más info haz clic aquí) o impartir algún curso, conferencia o Taller en tu empresa, grupo o ciudad, haz clic aquí.