Es popular en Estados Unidos una anécdota referente a un acorazado que, habiendo estado de maniobras, volvió a puerto tras haber sufrido varias tempestades:
“La noche era lluviosa; la niebla muy espesa; el frío penetraba en los huesos de la tripulación de guardia. De repente, el vigía gritó:

– ¡Luz a estribor!.
-¿Hacía donde se dirige? -preguntó el capitán de vigilancia en el puente.
– Viene directo, hacia nosotros capitán.

El capitán, entonces, indicó al técnico de señales que comunicase el siguiente mensaje:

– ¡Vamos a chocar, cambié de rumbo!

La respuesta fue:

– Cambien ustedes el suyo veinte grados a babor.
El capitán hizo mandar la siguiente respuesta:
– Soy capitán, cambien su rumbo. Insisto.

La contestación no se hizo esperar:
– Soy un marino. Cabien el suyo. Urgente.

El capitán indignado, insistió:
– Soy un acorazado. Cambien el rumbo enseguida.

La luz contestó.
– Yo soy un faro.

Naturalmente el acorazado cambió su rumbo en una rápida maniobra.”
Este ejemplo nos recuerda la necesidad de ser flexibles en nuestra navegación a lo largo del mar de la vida. Evitemos enfrentarnos a escollos que no podemos superar. Hay maneras de salir de situaciones insoslayables. Una de ellas es cambiar el rumbo circunstancialmente y seguir después hacía el objetivo/proyecto/meta que tengamos en mente.
Si percibes ante ti la luz de un faro desvía la dirección de tu marcha los grados que sean oportunos.
Marco Aurelio, el emperador y filósofo en sus silogismos nos dejó un útil consejo para seguir cuando hallemos en nuestro paso un problema, como el faro que impedia la ruta del acorazado. Dijo:
“Del obstáculo con que se tropieza hagamos un motivo de ejercicio.”
Por tanto, cambiemos el rumbo, si es necesario. Escribamos en una hoja de papel la situación que queremos cambiar, y los diferentes rumbos que podemos tomar para salvar el obstáculo. Seamos humildes, pidamos opiniones a otras personas, tengamos la mente en blanco sin prejuicio alguno. Escribamos todas las posibles soluciones. Después hagamos una lista de acciones.
Te dejo con un nuevo audio-podcast que habla sobre la suerte, espero que te guste. Un abrazo.
Video/Audio: “¿Práctica o suerte?”
Duración: 08.22 minutos
Si deseas descargar este Video/Audio en formato audio mp3 haz clic aquí.