Hasta hace sólo un año quien no se hipotecaba era un ignorante. La combinación de tasas de interés bajas, la flexibilidad inusitada de las instituciones financieras para negociar largos plazos de amortización y para cubrir hasta el 80% o el 90% de tasaciones generosas, y la desgravación fiscal por adquisición de primera vivienda, convertían al español no hipotecado en una persona poco de fiar. Muchos inmigrantes creían estar soñando. Acostumbrados a tasas de interés altísimas y a grandes desconfianzas sobre su capacidad financiera, asistían boquiabiertos al gran espectáculo inmobiliario de España, donde se podía adquirir una casa con cuotas de amortización por debajo de cualquier precio de alquiler. Florecían los avalistas y todo eran facilidades.

Hoy en día la tortilla ha dado la vuelta: cuando quieres devolver el piso o no puedes hacer frente al pago de tu hipóteca, descubres que lo que valía 100 ahora vale 60. Lo peor es que el banco procede a subastar tu vivienda, por ejemplo en 30. Esto quiere decir que tienes que responder por los 70 que faltan. La sensación no puede ser peor. Compraste una casa por 100, pagaste durante unos años tu hipóteca y ahora la pierdes y sigues debiendo 70 durante muchos años (embargo de parte de tu nómina, de tus cuentas…). En 2008 se embargaron (por ejecución hipotecaria) casi 60.000 viviendas, más del doble que en el año 2007, con especial incidencia en el último trimestre de año pasado.

Ha crecido el número de personas individuales que se acogen a la ley concursal y se declaran en suspensión de pagos. Es evidente que el nivel de endeudamiento familiar en España es altísimo y las familias y personas más vulnerables van a sufrir de manera clara los impactos de ese endeudamiento, con el evidente peligro de perder el elemento central de todo proyecto vital, que es la vivienda. Además existirá la sensación de fracaso y la anulación de tu auto-confianza para emprender nuevas acciones que te hagan volver a subir otra montaña.

Los comentarios de los expertos en el tema apuntan a que ello se debe a la irresponsabilidad de quienes no leen la letra pequeña, de la pasión consumista que les ha conducido por su mala cabeza a situaciones frente a las que no pueden responder. Pero pocas veces se menciona la dinámica general de un sistema que parece organizado para tender trampas de todo tipo que favorezcan comportamientos irresponsables. Todo está planeado para fomentar el frenesí y la adicción consumista, y en ese esquema, quienes más fácilmente son atrapados son aquellos que menos recursos educativos y menos anclajes sociales tienen. La penalización por esa aparente inconsciencia es tremenda. Ahora tienen que pagar por su mala cabeza psicológica, emocional y financiera.

No es justo, no creo que tenga toda la culpa el ciudadano de a apie. Me niego a creerlo. Yo mismo he vivido esas situaciones injustas, he sido estafado como miles de españoles. Llevo años gritando a voces que el mundo inmobiliario es muy arriesgado y que toda persona necesita saber lo mínimo antes de comprar, alquilar o vender: pros y contras de cada inversión.

Es una inversión que te puede arruinar toda una vida. Este es uno de mis motores en La Escuela de Inversión.com: evitar a millones de personas que se sientan atrapadas en esta gran tela de araña de esta sociedad que busca el enriquecimiento rápido.

Cuantos miles de Euros puede ahorrarse una persona: joven, madura o más anciana si aprende cuando y como comprar, cuando y como vender, cuando y como alquilar, como pagar menos impuestos legalmente, como hipotecarse inteligentemente, cómo saber invertir… ¡cuantos dolores de cabeza! Todo esto es la educación. Si lo sabes, tienes herramientas, si no lo sabes te limitas a pedir opiniones. Cada opinión es como un ombligo todos tenemos uno. ¿a quién vas a creer? Efectivamente, a nadie. Cree en ti y aprende, estudia, busca el conocimiento.

Nos llegan algunas preguntas genericas sobre hipotecas, inmuebles…; para ello hemos grabado un audio donde contestamos a algunas: Episodio 74.

Te invito a escuchar el audio: “Respuestas a preguntas sobre inmuebles” (alquileres, habitaciones, hipotecas, impuestos).
Haz clic abajo en el Episodio 74 o haz clic aqui para escucharlo.
Duración: 13:49 minutos.