Muchas empresas, y autonomos han proporcionado servicios fantásticos y a buen precio. Hemos sido los mejores en nuestros gremios o sectores. De repente la globalización, la competitividad, la economía, la crisis, el cierre de financiación y muchas cosas más han roto este circulo.

Es cierto que el momento de actuar es importante, pero muchos nos hemos resistido a hacerlo. Hemos pensado que ya pasaría el temporal, o que la banca o el gobierno nos ayudarian a salir adelante. Ha existido incluso arrogancia, y se ha escuchado muy poco al mercado. Cuando hemos mirado el Balance el pánico ha llamado a nuestra puerta.

Se han perdido muchos clientes, cierre de negocios, despidos en masa, y un sentimiento triste de fracaso nos ha invadido.
Hay algo en todo esto que no ha cambiado, y eres tu mismo. A veces los negocios fallan, los proyectos o las metas que nos propusimos se dilatan en el tiempo, pero tú sigues siendo tú, con tus experiencias y ambiciones. Te comento esto para que cambies, para que innoves, para que intentes cosas distintas, pero sobre todo para que no te rindas por duros que sean los tiempos. Porqué la esencia tuya sigue siendo la misma = deseas ser mejor. Esta esencia será siempre tuya, tan solo analiza lo que haces y como lo haces.

Te animo a que cojas una hoja de papel y dediques varios minutos a contestar dos preguntas que espero puedan marcar una diferencia en tu trabajo y en tu vida:

– ¿Cuál es la verdad de esta situación?
(aspectos que puedes cambiar – innovar)
– ¿Cómo puedo ayudar más y qué más puedo ofrecerles?
(a tus clientes, proveedores, socios y empleados)

Un gran amigo y empresario de éxito me dijo hace años cuando mi negocio inmobiliario pasó por una gran crisis lo siguiente:

– Juan, planta otro árbol, no te empeñes en lo mismo. Busca otro nicho de negocio.

Estas simples palabras me hicieron pensar.

Te dejo con un audio sobre las limitaciones o excusas. Espero que te ayude.

Audio/Video: “Las limitaciones o excusas”
Duración: 08.46 minutos