La venta de un activo inmobiliario ha sufrido grandes cambios. Antes era todo posible, el dinero se metía en el ladrillo sin apenas conocimiento. Hoy en día es complicado desinvertir, necesitamos con urgencia vender, pero los compradores no llegan, el banco presiona, la hipóteca ahoga; ¿Qué podemos hacer?
Le invitamos a ver el siguiente vídeo para darnos cuenta de lo que sucedía antes, y de lo que sucede ahora. Espero que le guste: