Duerme cuando hay tormenta y Video

Duerme cuando hay tormenta y Video

Habían pasado semanas y no encontraba a Jerry. Le llamé por teléfono, nada, fui a su preciosa casa y nada. Ya sabía que Jerry era el dueño y señor de su tiempo: lo valoraba mucho. Sobre todo tenía la rara virtud de escucharse a si mismo. No dejaba que las...